BEBÉ A BORDO, ¿QUÉ ME PONGO?

Hoy me animo a contarte mis básicos y esenciales durante el embarazo. Si bien, durante los 4/5 primeros meses físicamente casi casi casi no se nota, a partir del 5 mes apróximadamente, el cuerpo pide una renovación de armario.
A veces la búsqueda de la prenda perfecta no es fácil, a pesar de que haya franquicias como H&M, Kiabi, El Corte Inglés, C&A…que trabajen el sector premamá.

Y te preguntarás que por qué digo esto, y es por la sencilla razón de que muchas veces la ropa que hacen para nuestro sector es tan básica, ‘lisa y lasa’, seria y taaaaaan repetitiva temporada tras temporada que ¡NO MOLA! así que desde aquí decir que las embarazadas también ¡¡¡queremos ir a la moda!!! llevar volantes, flecos, flores, rayas, parches, camisas vaqueras…o por lo menos hablo por mí, que me he tenido que buscar un poco la vida para salir del ‘sota, caballo y rey’ que marcan  algunas tiendas.

También admito que no todo es así, como es el caso de Asos que es bastante variado y molongo, la única pega que al ser online, se pide un poco a la aventura. El no saber cómo puede quedarte, a mí personalmente me crea agobio y luego pereza a la hora de tener que devolver lo comprado.

A sí que si  quieres saber cómo me las he apañado yo y cómo sigo apañándomelas, quédate un ratito más y toma nota, porque he invertido en unas cuantas cosas que pueden servirte de referencia 😉

BÁSICOS DE ARMARIO CON UN BEBÉ A BORDO EN INVERNO

2 pantalones vaqueros premamá  (como mínimo) en color azul y negro para poder combinarlos.

A partir del 5º mes ya no me gustaba llevar la barriga por encima del pantalón, me resultaba un poco incómodo y con la época del frío más, por eso me hice con éstos de H&M que llevan una especia de malla elástica, que a mí me resulta ultra cómoda, y la calidad/precio está muy bien.

A día de hoy sigo con ellos y supongo que duraré hasta el final.

– Leggins

¡¡¡Súper básicos!!! Ya sea para andar por casa, para hacer yoga, para ir a caminar, para salir a donde te de la gana…al igual que los pantalones la malla que tiene, también llega hasta por debajo del pecho. Los que yo compré son de Kiabi y súper contenta.

2 Abrigos premamá. 

Los cuales nunca nunca me había planteado comprar, hasta que llegó enero y los abrigos de antes…me embutían por lo que la libertad de movimiento era cero y me veía como una auténtica morcilla, eso sin contar que para subir la cremallera era toda una odisea.

Puedo decir que ha sido mi gran inversión de las rebajas, es más, estoy segura de que les daré uso todo lo que queda de invierno y los próximos años, ya que para las que somos frioleras eso de meter jerseys gorditos, capas y capas…estos abrigos ¡son estupendos! 🙂

– 2 Pijamas

Si eres más de pijama que de camisón, y de dormir con la barriga tapadita te recomiendo hacerte con un par.

Hasta éste enero, dormía con los de siempre, pero llegó el momento en el que el pijama ya no daba más de sí y me apretaba tanto la barriga que era otra razón por la que no dormía nada bien.

Solución: los pijamas premamá de Kiabi; baratos, cómodos y no encogen ¡palabrita! 😀

Camisetas, camisas, vestidos, blusas y jerseys.

Aquí viene el dilema, no digo yo que esté mal lo que venden, pero no hay variedad; es todo muy básico y sencillo, o por lo menos en la temporada otoño/invierno que a mí me ha tocado vivir, y lo que no tolero, es que por estar embarazada tenga que cambiar mi estilo de vestir y llevar ropa aburrida o ropa que me eche más años encima sin poder llevar las nuevas tendencias.

Así que, salvando una camiseta, una chaqueta y una sudadera…todo lo demás que he comprado para la parte de arriba, confieso que no es de premamá.

Una tiene que verse bien con una misma ¿verdad?

Camiseta: Fórmula Joven

Sin renunciar a las tendencias de temporada, he ido encontrando lo que más se adapta a mi estilo y a mi barriga.

De izqda a dcha: H&M| Fórmula Joven| Mango | Zara

¿El truco? Comprar una o dos tallas más de lo habitual, siempre que siente bien al cuerpo, claro está que te tiene que gustar el rollo oversize y sobretodo, ser consciente de si vas a darle uso después de dar a luz.

En cuanto a vestidos tampoco son de línea premamá, las rebajas dan para mucho y también me hice con dos vestidos amplios sin pinzas en la cintura. Para remediar el efecto camilla que pudiera hacer, lo he remediado con un cinturón, el cual marca la cintura y deja vista la barriga, pero el efecto es bastante bonito.

Vestido negro: Promod | Vestido granate: Zara | Cinturón: Sfera

Yo lo tengo muy claro ¡viva la comodidad y la libertad de movimiento y si es con las mínimas costuras, mejor que mejor! 🙂

Jersey: Zara

¡Espero, que si estás en mi misma situación o puede que lo estés algún día, te ayude! 🙂

¡Nos leemos en el próximo post!

LM