HÁZLO TU MISMO | MOODBOARD

Yo era y soy, de las que coleccionan todo lo coleccionable sin ser para coleccionar. Es decir recortes de revista con estampados, flores, fotos, la frase positiva de una tarjeta, cromos de animales, papel de regalo bonito, tarjetas,  incluso las típicas estrellas y fornituras navideñas que vienen en el packaging de los regalos…¡esas también me las quedo! ¿Por qué? ¡Porque me inspiran de alguna forma! y la vida hay que tomársela con inspiración y creatividad. 

Está claro que tener la inspiración guardada en un cajón no sirve de nada, así que si hoy por hoy tienes en mente una idea o un proyecto personal, filtrar las ideas con algo visual será el motor de todo, si no que le pregunten al subconsciente que de esto sabe mucho.

Hace un tiempo que quería un moodboard en el estudio, algo que a simple vista me defina y me inspirara de lunes a domingo. Tras mucho mirar en tiendas los distintos soportes, decidí crearlo yo misma, al fin y al cabo no deja de ser otra fuente inspiración ¿verdad?

Si tú también eres de exponer tus ideas ¡adelante!

– Ramas de árbol de longitud aproximada.

– Cuerda

– Pinzas

– Recortes, fotos. láminas…

– Colgador de pared

– Tijeras

 

1- Colocar el cuelgatodo en la pared para que nos sea más fácil ir calculando la medida  y los espacios que han de tener las cuerdas y que no se nos tuerce.

2- Cogeremos una rama y un buen trozo de cuerda y seguidamente la ataremos por dos extremos de la rama (a y b). A continuación lo colgaremos en la pared. Luego con más cuerda iremos atando cuerda verticalmente dejando espacios para la inspiración y las ideas entre cada rama.

3- Añadiremos una tercera cuerda en la parte central, ésta sólo la até en la primera rama, ya que me parecía que así el moodboard quedaba mucho más estético.

4– Iremos colocando ideas e inspiración…

 

Mi moodboard está lleno de naturaleza, flores, de vida nueva y de recuerdos, a su vez lleno de positivismo y aventura para encauzar todo aquello que quiero proponerme este año y sobretodo el amor, que no falte.

 

¿Y el tuyo?

Si te animas a hacerlo no dudes en compartirlo a través de instagram con el hastag #lmsblogdiy me hará mucha ilusión verlo 😉

LM