NUEVO AÑO, NUEVA VIDA

 

Nuevo año, nueva etapa, y una nueva vida que verá la luz en éste 2017, ¡y qué felices estamos! 😀

Aunque con la gran noticia ya me imaginaba haciéndole trenzas y poniéndole lazos a una niña, voy a tener que dejar esos pensamientos en ‘stand by’ porque de niña nada de nada ¡ES NIÑO! y os lo voy a presentar como el ‘pequeño D’, que menudo trasto está hecho desde bien pequeñito, no os podéis imaginar todo lo que se mueve ahí dentro ¡no para! ahora mismo se está moviendo y por la noche es todo un terremoto, el “dormir como un bebé” es una mentira como una casa. ¡No nos queda nada! 😀

Quizás sea nuestro secreto mejor guardado en las redes y en el blog durante éstos 6 meses (que no son pocos) pero no veía el momento adecuado para contarlo de una forma relajada. Anécdotas tengo muchas, así que a ver si me pongo a ello y os cuento alguna. Reconozco que el embarazo es una etapa bonita a medias, vivéndolo en primera persona puedo decirte que no todo es color de rosa y maravilloso y si no, que se lo pregunten al marido que es quien me aguanta todas mis idas y venidas, pero la parte mágica no se la quita nadie, la conexión con alguien tan pequeñito ahí dentro es AMOR con mayúsculas, y las ganas que tengo de verle la carita, abrazarlo y olerle son infinitas…¡abril ven pronto!

LM